Usted está aquí: Miscelanea Citas  
 MISCELANEA
Alpes Anciannes
Citas
Historía

CITAS

Citas de Soñadores

Hemos sido educados en una cultura en la que la muerte es algo de lo que no se debe hablar. Pero morirse no es una tragedia. La tragedia de la vida es no vivirla. (Araceli Segarra)
El placer de sentirse vivir en los limites del Mundo finito, recibiendo, merced a los grandiosos espectáculos que ofrece la alta montaña, el presentimiento, si no la conciencia, del espacio y del tiempo infinitos. Esta infinitud en que nos movemos nos ensancha y sublima el corazón. Tal es la razón secreta de la alegría que, a pesar de todas las fatigas, nos acompaña en las escalas y sobrevive en nuestro pensamiento cuando hemos descendido.(R.Bonghi)
Si tuviera que decir que he sido feliz seria inexacto; pues he tenido ratos buenos y malos, simplemente he tenido la satisfacción de elegir mis pasos, de vivir como quiero. Vivir, que me interesa más que ser feliz. (Myrian)
Camino por una extensión sin límites, donde reinan la soledad y el misterio; y donde uno se siente prisionero de un sueño fabuloso.(Bonatti)
Este enfrentamiento solitario consigo mismo exige fuerza, gran paz interior y conciencia plena de la lucha entablada.(T.Hiebeler)
Es solo la irreprimible e intrínseca necesidad de lucha que todo hombre porta consigo. Y precisamente, en este "combate por lo inútil" en esta experiencia de una irracionalidad absurda, en un forceo contra las potencias libres de la naturaleza donde una vida mas allá y sobre si misma, elevándose por encima de todos los rascacielos de inmundicia y bajeza que invaden el mundo, hasta sentir en la propia carne una dolorosa y exultante fricción con limites de silencio. Esto es Alpinismo, lo otro puro ejercicio de higiene para el hombre de "empresa" ventile su organismo intoxicado.(Gerardo Blázquez)
Escalo porque me hace sentir real. Y nunca te sientes tan real como cuando ves que puedes morir. La monotonía del trabajo o una relación de amor aburrida me hacen sentir como si muriera lentamente. No creo en otra vida, por eso me refugio en el mundo que puedo comprender. (Stevie Haston)
La dificultad y el peligro, en la naturaleza, son elementos determinantes que conforma la personalidad del alpinista. Este no es, de ninguna manera un temerario o un amante del peligro. Muy al contrario, la extrema dificultad y el riesgo -que no deben ser identificados con el peligro- le hacen ser un gran previsor, de espíritu realista y practico, y convertirle en un hombre que sabe valorar sus propias posibilidades y observar con ojo experto los problemas que le plantean la naturaleza. El peligro solo se presenta cuando el alpinista descuida la esencia de su deporte o cuando el necesario e imprescindible ingrediente del imprevisto aparece en magnitud insospechada e inevitable.
Nostalgia de la primitiva independencia, y de la libertad personal que la civilización, si no ha suprimido, ha reducido a límites cada vez más estrechos, forzando al hombre a seguir modos de vida antinaturales.Ramod
Nuestra existencia, tan frágil y pasajera, pero viva y dotada de pensamiento, afectos y voluntad, se pone en contacto en cierto modo, con la existencia primaria y la muda grandeza de esos seres sin vida que son las montañas.(Topffer)
Necesitamos escalar montañas para comprender que la vida no solo se compone de cosas pequeñas. Necesitamos probar la fuerza de nuestro espíritu, de nuestra conciencia y de nuestra voluntad, ejercitándolas en batallas difíciles. Solo así llegamos a conocer esas facultades nuestras y a embriagarnos con ellas. La razón del ser del verdadero montañismo es ésta: Una imperiosa necesidad de renovación interior.V.Gayda
¿Es el placer de la aventura lo que nos hace correr múltiples riesgos voluntariamente buscados?¿Es la nostalgia de las cumbres, la humana necesidad de libertad, sol y belleza? Sin duda en nuestro impulso hay un poco de todo ello, pero solo una acción conjunta puede hacer nacer la misteriosa potencia sugestiva que se adueña del hombre cuando éste por primera vez alcanza una difícil cima.(Fritz Herrmann)
Un rincón salvaje y desierto, dotado de aquel género de belleza que solo da placer a seres sensibles y parece horrible a los demás.(Rousseau)
El intenso silencio que impera en tan solitarios lugares, su misma grandiosidad puede inducir a la mente a meditaciones o pensamientos desacostumbrados. La continua mudanza de los aspectos de la naturaleza alpina, su variedad y novedad, excitan placenteramente la fantasía y distraen el ánimo oprimido por las penas. Se trata de una forma violenta de reacción contra la vida mecanizada y la mediocricidad del vivir cotidiano. Se trata de una búsqueda que esconde un intimo descontento, una insastifacion de la vida que creemos vencer alcanzando cumbres, superando dificultades cada vez mayores para engañar por un momento la conciencia de la inutilidad de todas nuestras acciones y hasta de la vida misma.